Greenpeace denunció que Mina Invierno es una amenaza para los mares australes

Magallanes, 23 de Mar. (ANA) .- Un grupo de activistas de Greenpeace llegó hasta Mina Invierno, en el sector de isla Riesco, para denunciar a la empresa como “la otra gran amenaza para los mares del fin del mundo”, en alusión a que compartiría dicho sitial junto a las salmoneras.

Se hicieron presentes con el navío Rainbow Warrior III y el sobrevuelo de un helicóptero, siendo el foco de la intervención, el terminal Otway, al que arribó un grupo de activistas en bote, para luego escalar unos 50 metros por la estructura hasta lograr su objetivo: desplegar un lienzo de 49 metros que señalaba: “salvemos los mares del fin del mundo”.

La ONG internacional afirmó que la actividad de la minera, a través de sus faenas a rajo abierto no sólo afecta al territorio insular, sino a los ecosistemas marinos. “Su carbón, lo que hace es mantener en funcionamiento centrales termoeléctricas que luego hacen más daño a los ecosistemas del país”, declararon en texto publicado en su sitio web.
Activistas de Greenpeace despliegan un banner en la cinta transportadora de carbón de la Mina Invierno ubicada en Isla Riesco, Región de Magallanes. La acción, se enmarca dentro de las actividades internacionales de Greenpeace contra los combustibles fósiles y la campaña "Salvemos los mares del fin del mundo", que busca proteger los mares de la Patagonia Chilena ante el avance de la salmonicultura.

Deja una respuesta