Aysén: Fue encontrado culpable de femicidio frustrado el sujeto que le sacó los ojos a su pareja

2O Septiembre de 2016/COYHAIQUE Esta mañana el Juzgado de Garantía de Coyhaique rechazó otro interrogatorio a Nabila Rifo, en el marco de la investigación por el brutal ataque que la dejó ciega FOTO: JONAZ GOMEZ SANCHEZ/AGENCIAUNO
Aysén, 18 de Abr. (ANA) .- El Juzgado de Garantía de Coyhaique, se pronunció hoy respecto a la participación de Mauricio Ortega en el ataque a Nabila Rifo ocurrido en mayo de 2016, incidente donde la mujer perdió sus ojos y sufrió graves lesiones.
Tras escuchar a las partes, el tribunal declaró a Ortega -ex pareja de Rifo- como culpable del delito de femicidio frustrado y de lesiones graves gravísimas. Por otro lado, lo absolvió del delito de amenazas.
Por estos ilícitos el Ministerio Público pide para el único imputado 26 años de cárcel. La condena, sin embargo, aún no es informada por el tribunal.
El Ministerio Público pide 29 años de cárcel para Ortega, solicitud que se sostiene en el testimonio de Rifo, los restos de sangre de la víctima encontrados en la ropa del imputado y a la similitud entre las piedras de la casa de Ortega con las utilizadas en el crimen.
El tribunal fijó para el próximo 2 de mayo la lectura de la sentencia, donde se conocerá la condena que deberá cumplir el acusado.

En tanto, la defensa alega que no existe ADN de su defendido en las piedras usadas en el ataque, que hubo falencias de la policía en el recogimiento de pruebas y que no hay pruebas de agresión física en el camino entre el sitio del suceso y la casa del imputado. Esto, junto con lo declarado por los testigos.
En el juicio iniciado el pasado 13 de marzo, Ortega alegó ser inocente de los delitos que se le acusaban. Aseguró que, en la fiesta que realizaron aquella noche en la casa que compartía con Rifo, “jamás le pegué a Nabila”.
“A Nabila se le pasan mucho los tragos, me empezó a insultar, a los invitados, se levanta la polera muestras sus senos, estaba sin ropa interior. Eso me molestó pero no le tome mucha importancia… cuando veo esta situación, no le dije nada, casi no cruce más palabras con Nabila, porque cuando está con un poco de bebida no hay diálogo. Yo estaba tranquilo incluso la traté muchas veces de tranquilizar”, dijo en aquel momento.
El imputado agregó que se enteró por Carabineros de lo que le había ocurrido a Nabila y aseguró que ella no estaba en su casa cuando se fue a acostar.
23 de Marzo del 2017/COYHAIQUE  Nabila Rifo declara en el caso de la brutal agresión que fue víctima la madrugada del 14 de mayo en Coyhaique por parte de su pareja.  FOTO:JONAZ GOMEZ/AGENCIAUNO
El pasado 23 de marzo se dio el que sea probablemente el momento más importante del juicio: la declaración de Nabila Rifo. Allí la mujer explicó que durante una reunión en la casa que compartían y tras algunas discusiones, Ortega había perdido el control, golpeando murallas y electrodomésticos, además de, según aseguró, insultarla duramente y golpearla.
“Me quería pegar más, pero lo empujé y salí despacio… me empieza a decir que vuelva que conversemos, lo esperé un poco porque me dijo que no peleemos, íbamos caminado para arriba y cruzamos una calle, le dije que me iba a ir de su casa porque era insoportable, me doy vuelta y siento que me pega con una piedra en la cabeza, la primera que sentí me llegó a retumbar, la segunda vez también y la tercera quedo inconsciente, el primer golpe me botó al pasto, yo me hice la muerta y no en acuerdo de nada más”, aseguró.
En la ocasión, Rifo explicó la grabación que circuló de ella diciendo que su ex pareja no era el culpable: “Eso era mentira, lo hice para proteger a Mauricio”.
La mañana del 15 mayo del año pasado, Rifo, de entonces 28 años, fue encontrado sin sus ojos y con graves fracturas de cráneo tendida en la intersección de calles Lautaro con Moreal en Coyhaique. Debido a su gravedad, la joven fue trasladada a Santiago, siendo tratada en la ex Posta Centra. Tras recibir una cirugía reconstructiva, fue enviada dos meses después al Hospital de Coyhaique, donde continuó su recuperación hasta que pudo volver a su casa.
En tanto, la Fiscalía ordenó la detención de Mauricio Ortega, padre de dos de dos hijos de Rifo, quien posteriormente se transformó en el único formalizado por el caso.

Deja una respuesta