Dueños de local nocturno de Punta Arenas fueron condenados por trata

trata-de-personas-punta-arenas
Magallanes, 18 de Abr. (ANA) .- El Juzgado de Garantía de Punta Arenas consideró que los propietarios de un local nocturno son autores de los delitos de trata de personas con fines de explotación sexual y facilitación a la prostitución de 26 mujeres extranjeras.
Fueron condenados ayer la ciudadana argentina, radicada en Chile, Gladys Rosana Benites, y su esposo, el natalino Jorge Latorre Barrientos, propietarios del club nocturno Tentación. Los imputados accedieron a un procedimiento abreviado, aceptando los cargos que les imputó el Ministerio Público, arriesgando ahora penas de hasta 5 años de cárcel, pero con la posibilidad de purgar en libertad dicha sanción.

La irreprochable conducta anterior y la colaboración sustancial con el esclarecimiento de los hechos fueron las atenuantes que se les reconoció ayer a la pareja de comerciantes, quienes han permanecido privados de libertad desde que en diciembre del año pasado fueran detenidos por la PDI, luego que se emitiera una orden de detención en su contra, en virtud de una solicitud internacional hecha por el Juzgado Federal Nº1 de Mendoza, tras ser sindicados como quienes estarían detrás del intento de traslado de dos ciudadanas argentinas a Magallanes, hecho que se detectó en octubre de 2014 en el Aeropuerto Internacional El Plumerillo, por el personal de la aerolínea que denunció que dos pasajeras viajaban en total desconocimiento de su destino.
Fue por ese hecho, otro similar ocurrido un año después, y la facilitación del ejercicio de la prostitución de 26 ciudadanas extranjeras, las imputaciones que en definitiva formuló el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, quien ayer acusó verbalmente a los imputados, a fin de tramitar de inmediato el desenlace de su causa. Así las cosas, el defensor de la pareja, el abogado Francisco Cárdenas, solicitó se considere las atenuantes de sus representados, a fin de que puedan cumplir la sanción que se les imponga con beneficios fuera de un recinto penitenciario.

Ante el fallo condenatorio, el fiscal Dobson señaló que “los imputados aceptaron los cargos que la Fiscalía formulaba por dos delitos de trata de personas y favorecimiento a la prostitución en territorio nacional de ciudadanos extranjeros, así que en virtud de dichos antecedentes solicitamos una pena de 5 años, ellos aceptaron su responsabilidad, y resta que el tribunal se pronuncie si es que efectivamente se imponen los años pedidos por la Fiscalía y la forma de cumplimiento de la sanción”.

Consultado sobre el destino del proceso penal que se sigue en Argentina contra sus defendidos, Cárdenas explicó que para mayo está fijada una audiencia, para la cual era necesario llegar con este fallo, ya que “vamos a exponer que los antecedentes esenciales por los que están siendo juzgados en Argentina ya fueron resueltos acá”, lo anterior, como estrategia de la defensa, a fin de evitar que sean extraditados, argumentando que no pueden ser juzgados dos veces por un mismo delito.

Deja una respuesta