Presentan plan para controlar el problema de los perros sueltos en Ushuaia

Tierra del Fuego, 11 de Jul. (ANA) .- La Municipalidad de Ushuaia oficializó el plan de acción para el periodo 2017-2022 mediante el cual buscará controlar la problemática de los perros sueltos en la ciudad.
Fue mediante una conferencia de prensa encabezada por el intendente Walter Vuoto, en la que se presentaron los principales lineamientos del Programa de Manejo de la Población Canina Urbana de Ushuaia, que cuenta con el aval del Colegio Médico Veterinario de Tierra del Fuego.

“A los problemas estructurales hay que atacarlos con políticas públicas estructurales sostenidas en el tiempo”, afirmó el jefe del Ejecutivo capitalino, quien estuvo acompañado por la nueva subsecretaria de Salud municipal, Yésica Garay; por la directora municipal de Zoonosis, Marcela Garber; por empleados del área y representantes gremiales; y por el concejal Hugo Romero.
El objetivo de la iniciativa -de la cual se presentaron en power point los principales ejes y el trabajo estadístico y de investigación que permitieron el desarrollo de la misma-, es reducir los inconvenientes generados por la tenencia irresponsable de mascotas, y favorecer la convivencia segura e higiénica de personas y animales.
El programa contempla la jerarquización de la Dirección de Zoonosis mediante la incorporación de recursos económicos, técnicos y humanos; además de su traspaso a la órbita de la Subsecretaría de Salud al considerarse que la de los perros sueltos se convirtió en una problemática de salud pública, tras más de 10 años sin que se aplicaran políticas sostenidas en el tiempo.
También se prevé la implementación de diversas acciones como, por ejemplo, campañas masivas de castración, control poblacional, campañas de promoción de la tenencia responsable de mascotas, de concientización y de prevención de salud; e investigación.

“Hemos desarrollado un plan de trabajo concreto, con información fidedigna y con acciones que vamos a ir implementando; va a llevar su tiempo pero va a dar resultados”, enfatizó el Intendente.
Además remarcó que el programa de manejo de la población canina 2017-2022 fue creado porque “a los problemas estructurales hay que atacarlos con políticas públicas estructurales sostenidas en el tiempo”.
Además, destacó el trabajo de los trabajadores de Zoonosis “que han puesto todo lo que han tenido y mucho más para sostener el área durante todo este tiempo”, y como ejemplo citó que “en lo que va del año se realizaron más de 1200 castraciones pese a que desde 2016 el Municipio ya no cuenta con los programas nacionales que financiaban los insumos para esas intervenciones, como el Pro-tenencia, que fueron dados de baja y encaramos las intervenciones con fondos propios”.

Por otra parte, observó que “en la ciudad no hay 32 mil perros sueltos como se dijo por ahí, sino que ese es el estimativo de la totalidad de la población canina de la ciudad” a lo que sumó que “tampoco hay denuncias de turistas que hayan sido mordidos por perros”, y lamentó que “a veces la forma en que se comunican algunas cosas puede hacer daño a nuestro destino tan preciado”.
No obstante, aseveró que “no nacieron 32 mil perros en un año, eso es resultado de la falta de continuidad de las políticas públicas y la falta de un plan estratégico como el que vamos a llevar adelante”.

Se anunciaron esta serie de acciones a adoptar en el marco de la Emergencia Sociambiental por la proliferación de perros sueltos declarada por el Concejo Deliberante el pasado 28 de junio, una semana después de que una mujer de 55 años fuera atacada por al menos 15 perros que le produjeron más de 30 heridas cortantes en todo el cuerpo.

Las ciudades de Punta Arenas y Río Gallegos también están afectadas por esta problemática. En el caso de la capital santacruceña, el titular de Bienestar Animal Municipal, Guillermo Basualto, dijo que el último censo poblacional arrojó la cifra de 70 mil animales, pero que se estima que hoy, tras varios años, son muchos más. “Durante mucho tiempo no se hizo prácticamente nada”, apuntó y sostuvo que a esto se suma la “falta de responsabilidad de la gente”. Se han registró en los últimos meses casos de envenenamiento en distintos puntos de la ciudad, al igual que en El Calafate.

Deja una respuesta