Excavaron para demostrar que Sofía no está enterrada en la casa de la familia Herrera

Tierra del Fuego, 10 de Ago. (ANA) .- Los padres de Sofía Herrera, la niña desaparecida en Tierra del Fuego en 2008, cuando tenía 3 años, abrieron ayer las puertas de su domicilio en la ciudad de Río Grande y autorizaron a que se cave un pozo en el fondo de la propiedad, en el lugar exacto donde una vidente asegura que está enterrada la pequeña.
El procedimiento que se llevó a cabo sin la supervisión de la Justicia, se realizó delante de periodistas invitados con el objetivo de desacreditar la versión de Verónica Antonia Contreras, una “clarividente” de la ciudad que junto a otros vecinos y seguidores utiliza la red social Facebook desde hace años para difundir que la menor fue “asesinada” por sus progenitores y que se encuentra enterrada en un patio trasero de la vivienda familiar, ubicada en el barrio Chacra II de Río Grande.

Fabián Herrera y María Elena Delgado apelaron a esta acción a pocos días de cumplirse el noveno aniversario (será el próximo 28 de septiembre) de la desaparición de Sofía en un camping situado 60 kilómetros al norte de la ciudad, y a pocos días de que se difunda el rostro actualizado de la pequeña por parte de las autoridades que siguen buscándola sin éxito.

¿Por qué hacer una excavación cuando incluso la justicia en su momento investigó a la familia y determinó que no hacía falta? “El motivo es que hay una persona que hace muchísimos años nos hostiga diciendo que mi hija está acá en el fondo de mi casa, y la verdad que se ha hecho una bola muy grande que está tapando lo importante que es la búsqueda de Sofi”, dijo María Elena ante los medios en referencia a Contreras, sobre quien pesa una denuncia y una restricción de acercamiento por hostigar a la familia.

“Mi casa está a disposición de todos ustedes, también está a disposición de la justicia desde hace muchísimos años, así que queríamos mostrar cómo está la casa hoy, cómo estaba cuando Sofi desapareció, tengo fotos y todo para mostrar”, aseguró.
La madre de Sofía afirmó que “esto es lo que decidimos con Fabián porque es demasiado el tiempo de hostigamiento y aparte hay gente que también le cree y comparte lo que dice esta mujer, creyendo que está en su sano juicio cuando es una enferma psiquiátrica que lamentable se ha obsesionado con nosotros. Es hora de mostrar mi casa”.

Dos hombres, un vecino de toda la vida de los Herrera, y un amigo que hizo a partir de la búsqueda y los acompañaron durante todos estos años fueron los encargados de sacar toda la tierra que había en un pequeño patio de menos de tres metros que linda con la parte posterior de la parrilla, bajo la cual Contreras afirma hace años que los Herrera enterraron el cuerpo de Sofía.

Deja una respuesta